Los cinco principios passivhaus

Las casas certificadas Passivhaus se fundamentan en los cinco principios Passivhaus gracias a los que se consigue un resultado de alta eficiencia y confort.
Nuestras casas de Papik Cases Passives se basan en estos cinco principios passivhaus, pero van mucho más allá en muchos otros aspectos como la sostenibilidad de los materiales utilizados haciendo de nuestras casas unas casas biopassivea.

1.Aislamiento térmico

El primero de los principios Passivhaus hace referencia al aislamiento térmico. Un excelente aislamiento térmico de la envolvente permite que la temperatura alcanzada en el interior, no se vaya hacia el exterior. Conseguir una baja transmitancia térmica en la solera, la cubierta y las paredes exteriores permite un consumo energético mínimo ya sea en invierno o en verano, garantizando un gran confort interior durante todo el año.

Cada clima es diferente, por eso este aislamiento térmico se adapta a cada tipo de clima ya sea en verano como en invierno. De esta manera se consigue un confort interior a cualquier parte del planeta, tanto en invierno como en verano.

El espesor de la estructura y el espesor del aislamiento pueden variar según los materiales utilizados y la zona donde se construye la casa para conseguir un resultado óptimo.

2. Cerramientos de alta calidad y eficiencia

El segundo de los principios Passivhaus hace referencia a los cerramientos (puertas y ventanas) de altas prestaciones.
Los cerramientos, son los puntos más débiles de la estructura envolvente ya que deben garantizar un buen coeficiente de aislamiento térmico, hay que instalar productos de alta calidad y altas prestaciones. Aparte, en el diseño, es importante la ubicación en la que se encuentran y la correcta colocación en el proceso de ejecución.

Los cerramientos utilizados tienen muy baja transmitancia térmica y las ventanas son de doble o triple cristal con un gas inerte en el interior. Los cristales utilizados son bajo emisivo que refleja el calor en el interior de la casa en invierno y lo mantiene en el exterior durante el verano.

3. Ausencia de puentes térmicos

El tercero de los principios Passivhaus hace referencia a los puentes térmicos. Los Puentes térmicos son pérdidas / ganancias de temperatura no deseada. Los puentes térmicos se pueden presentar por varios motivos: mala instalación, defectos de materiales, un mal diseño. Se encuentran en su mayor parte en las esquinas, ejes y juntas. En estas zonas donde hay puentes térmicos se pueden generar humedades.

Nuestras casas las construimos sin puentes térmicos utilizando cintas expansivas en las juntas y materiales de alto aislamiento como la madera o Celulosa insuflada: capaz de taponar todos los huecos y sin asiento.

4. Estanqueidad al aire

El cuarto de los principios Passivhaus hace referencia al hermetismo, la casa debe tener un gran hermetismo, por lo que el aire y la temperatura del exterior no traspase al interior.

Para ello hay que tener mucho cuidado en el proceso de de ejecución. La construcción con sistemas constructivos como los de Papik Casas Pasivas, ayudan a conseguir una gran estanqueidad al aire de forma natural con la propia estructura.

La hermeticidad se mide con un test de presión llamado Blower Door. Esta prueba consiste en crear una diferencia de presión entre el interior y el exterior de la casa durante una hora utilizando un ventilador que se instala en la entrada principal. una vez pasada una hora, se vuelve a medir la presión interior para saber cuánto aire exterior ha entrado en este periodo. Para que la casa se considere passivhaus, el resultado debe ser inferior a 0,6 renovaciones de aire por hora con un diferencial de presión de 50Pa.

5.Ventilación mecánica con recuperación de calor

El quinto de los principios Passivhaus hace referencia a la ventilación y la renovación del aire sin pérdida de energía y sin gasto energético. La estanqueidad al aire nos obliga a generar una ventilación que garantice la salubridad del aire interior de la casa. Hacer vida en casa implica generar CO2, malos olores o generación de otras partículas como humedades. En una casa passivhaus hay que ser muy cuidadosos a la hora de renovar el aire interior, ya que estaremos deshaciendo el trabajo realizado por el aislamiento y la estanqueidad, por tanto en las casas pasivas certificadas, instalaremos una máquina de ventilación mecánica.
Esta máquina, permite reaprovechar el calor producida en el interior de la casa a la vez que se purifica el aire interior, filtrando el aire de entrada para que no entren insectos, malos olores, polen ni polución.

El aire expulsado, transmite su temperatura al aire que entra por tanto, se consigue ventilar sin pérdida de temperatura, sin gasto energético.

Según la plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) En un edificio Passivhaus, con un caudal de aire fresco de aproximadamente 1/3 del volumen de los espacios, podemos aportar unos 10W/m de calor y 7W/m2 de frío en el edificio fijando un límite en la demanda de calefacción y refrigeración de aproximadamente 15kWh/(m2a)

© Copyright 2015 Papik Cases Passives Creat per Aprop Produccions